la ACTUALIDAD

Últimas noticias

Puntuaciones Parker 2014 Pago de Carraovejas y Ossian

La prestigiosa publicación norteamericana capitaneada por el influyente crítico Robert Parker, “The Wine Advocate” ha publicado recientemente sus esperadas puntuaciones 2014 para los vinos elaborados en Castilla y León.

A través de cuatro artículos y numerosas fichas de cata, la revista califica más de 500 referencias de la región, entre las que destaca por su calidad la última añada de las bodegas Pago de Carraovejas y Ossian.

En las listas elaboradas a través de las puntuaciones otorgadas por Luis Gutiérrez, responsable de las catas en España, Chile y Argentina, resaltan entre otros, estos vinos entre los mejores de la región. altamente vinculados con tierras segovianas al pertenecer las bodegas al hostelero segoviano José María Ruiz de Restaurante José María.

Pago de Carraovejas, bodega situada en Peñafiel (D.O. Ribera del Duero), lleva varios años despuntando en esta publicación, habiendo logrado en esta edición que todos sus vinos obtengan puntuaciones por encima de los 90 puntos.

Cabe destacar cómo uno de los últimos vinos lanzado al mercado por la bodega ribereña, el Anejón de la Cuesta de las Liebres, ha conseguido 94 puntos en la citada clasificación, situándose entre los 15 mejores vinos tintos de Castilla y León.

El resto de vinos elaborados por esta conocida bodega, no sólo han conseguido mantener las puntuaciones Parker obtenidas en años anteriores, sino que además han logrado la difícil tarea de seguir mejorando, obteniendo tanto el Crianza 2012, como el Reserva 2010 y el Cuesta de las Liebres 2009 92 puntos.

Respecto a los vinos blancos elaborados en nuestra comunidad, sobresale la excelente valoración otorgada a la bodega segoviana Ossian, cuyo vino Capitel 2012, elaborado bajo la marca vino de la tierra de Castilla y León, ha sido el vino mejor valorado de toda la región, con 93 puntos.

El resto de vinos de esta bodega también han obtenido puntuaciones Parker excelentes como los novedosos Verdling Dulce 2011 y Verdling Trocken 2013 con 92 puntos, Ossian Blanco 2012 con 91 puntos y Quintaluna 2013 con 89.

Además estos vinos se han desmarcado de la dura crítica que Luis Gutiérrez ha emitido sobre la D.O. Rueda, por considerar que se ha convertido en una denominación que “se centra en el volumen y precio olvidándose de la calidad (…) estando la mayoría de los vinos más interesantes de la zona fuera de la denominación, y bajo la apelación Vinos de la Tierra de Castilla y León”.

“Los vinos con más carácter se ven obligados a abandonar la denominación de origen porque sus vinos a menudo son rechazados por ser diferentes y no seguir la tipicidad de la denominación, lo que es triste ya que éstos suelen estar entre los mejores vinos producidos en la región”.